Atom Egoyan, Götz Spielmann y Jasmila Žbanić también optarán a la Concha de oro en el Zinemaldia

Tres películas parecen finalizar la competición oficial y seguimos esperando la cinta asiática. Pero estos tres nuevos nombres vienen llenos de prestigio y de posibilidades:

Imagen

  • Devil’s Knot de Atom Egoyan (EEUU). Después de concursar hace cuatro años con su remake de Chlöe, el cineasta canadiense presenta una cinta de misterio que se acerca a una de sus creaciones más aplaudidas: El dulce porvenir. Niños asesinados, un pueblo que necesita encontrar a sus culpables y una intriga realizada desde la sensibilidad a la que nos tiene acostumbrados. Cine del bueno parece que ofrecerá. Veremos. Si algo nos echa para atrás es que esté protagonizada por Reese Witherspoon.

Imagen

  • For those who can tell no tales de Jasmila Zbanic (Bosnia-Herzegovina). Pinta interesante este relato de aquellos que no pueden contar cuentos. Aquellos que no vivieron las atrocidades cometidas en el pasado, los que no vivieron la guerra, el sufrimiento, los que no vivieron el hambre y la tortura. Los que no vivieron en aquellos países siquiera. Los que sólo viajan por placer, es decir, los turistas, que al final se acaban encontrando todo lo que sus pueblos vivieron.  Si esto viene desde la creadora de Grbavica, esperamos mucho de esta película, si bien es un turismo bastante diferente del perpetrado por Ulrich Seidl en la trilogía Paraíso o del imaginado por Hong Sang Soo en In another country, dos recientes creaciones.

Imagen

  • Oktober, November de Götz Spielman (Austria). Otro peso pesado de los últimos años por festivales de todo el mundo se une a esta (ahora sí) suculenta sección oficial con un cine que recuerda al del maestro Haneke. A la manera en este caso de un Gritos y susurros y salvando las distancias, la reunión entre dos hermanos se tornará oscura y misteriosa. Los fantasmas del pasado saldrán a la luz. Muchas veces hemos visto historias parecidas pero en manos del director de Revanche puede ser algo muy curioso.

Imagen

Por último, para cerrar el Festival, para la gala de clausura, un peso pesado de la cinematografía europea: jean Pierre Jeunet. The Young and Prodigious Spivet. O Jeunet mezclando el universo de Hugo de Martin Scorsese con el de Wes Anderson en Moonrise Kingdom y sobre todo, con lo logrado en Amelie. Drama de aventuras, pero eso sí, en 3D. Como si las películas hechas en tres dimensiones fueran ALGO mejores. Sólo por verle a él si es que viene y a Helena Bonham Carter ya merecería la pena.

Anuncios