Dos días para empezar la Muestra de cine de Ascaso

Pocos solemos tener la posibilidad de vivir un festival desde antes de que tenga lugar. Los preparativos, las obras, las prisas, la decoración, la limpieza, el acondicionamiento y las comidas y bebidas de toda una comunidad para hacerlo posible.

Ascaso, ya nos dimos cuenta el año pasado, es eso. Mucho más que una muestra de cine, decía Eduardo Hurtado el año pasado que había vuelto a creer en la humanidad después de haber asistido a esta muestra. Sus creadores, los amigos, los conocidos, los desconocidos, te acogen como si fueras de la familia. Compartes con ellos todo, inquietudes, nervios y la ilusión porque todo salga de la mejor manera posible.

Mucho se han jugado Néstor y Miguel en este sueño de reactivar un pueblo tan recóndito y olvidado como Ascaso y convertirlo en una muestra de cine activa, participativa y muy cinéfila.

Desde este martes comenzará la II Edición de la Muestra de cine más pequeña del mundo: Cine bajo las estrellas de Ascaso. Tengo ilusión por ver cómo van desfilando por aquí gente que ninguno conocemos; cómo se acercan a este pequeño pueblo esperando disfrutar y compartir este sueño.

Al poster que diseñó Ana López-Santacruz hay que sumar ahora el trailer de la muestra diseñado por Carlos D’amico y con música de Elías Gargallo. Ambas creaciones no tienen nada que envidiar a las de los grandes festivales. Y es que por mucho que ésta sea la muestra más pequeña del mundo. En rigor, en ilusión, en humanidad, en compromiso, parece mucho más grande.

Anuncios