Muestra de cine de Ascaso: Día 3

Parecía difícil pero ver cómo van llegando coches y coches cuando ya va a comenzar la proyección, cuando incluso está lloviendo, provoca una gran emoción. Somos parte de esta organización y evidentemente es emocionante pensar que con ilusión, con ganas, con buen criterio, se puede programar para las gentes. Para hacer que un pueblo se revitalice y para unir bajo las estrellas del Pirineo a vecinos que nunca antes habían conocido esta pequeña aldea de 6 ó 7 habitantes.

Ayer tuvieron que colgar el cartel de “No hay entradas”, cuando 122 personas abarrotaron una borda que era testigo de mucha más vida de lo que se había imaginado nunca.

Jueves-2

Foto de Carlos Ripollés

Y eso que con 30 minutos de una sentida y tierna historia dirigida por Andrea Segre: Io sono Li (La pequeña Venecia) tuvimos que parar la proyección porque chispeaba, no calaba, pero era molesto y, sobre todo, los equipos cedidos por diferentes empresas y ayuntamientos, corrían peligro. Tensión máxima la de los organizadores, ¿podremos continuar? -Decían. ¿Y ahora qué hacemos con tanta gente?

Pero el longevo pirineo se apiadó de las almas allí congregadas y el espectáculo pudo continuar unos minutos después.

Néstor Prades, uno de los co-directores de la Muestra, afirmaba  “Hemos logrado crear una corriente de simpatía hacia un festival honesto y humilde pero es que, además, la película de Andrea Segre es auténtica poesía. Y la gente sabe que merece la pena desplazarse hasta Ascaso para ver cine como este.

Tao Zhao y Rade Serbedzija bordan esos papeles en los que la amistad es condición indispensable. La laguna veneciana el paisaje principal y las experiencias vitales en Chioggia, la manera que tenemos de relacionarnos y de vivir.

Y después el coloquio moderado por Néstor Prades, en el que tuve el placer de participar junto a mi compañero y amigo Jesús López Alarcón (director de cine y crítico). Hablar de lo que cada uno ha visto, compartir sensaciones, experiencias, conocimientos, es algo que enriquece y de eso habla también la película. Del dar por el simple placer de compartir, sin esperar nada más a cambio. Y eso es Ascaso, la Muestra, la gente va mucho más allá. Tiene magia esta aldea y esta gente y creo que hay que conocer esta experiencia, vivirla y sentirla, porque enriquece, como lo hace el cine.

 

 

 

Esta tarde de viernes, las proyecciones en Ascaso empiezan a las 6 de la tarde. En la borda que han rehabilitado los vecinos se podrán ver 10 cortometrajes que incluyen algunos de los últimos premios Goya en este formato. Seleccionados por el crítico Jorge Fernández-Mayoralas, contarán además con la presencia de uno de sus directores: Jesús López Alarcón.

Y tras los cortos, al caer el sol (hacia las nueve y media) el propio directo Roberto Castón y el protagonista, Josean Bengoetxea, presentarán la película vasca “Ander” que, en 2009, obtuvo el Premio CICAE en la Berlinale. Tras la película, los participantes podrán conversar con el director y el actor en el posterior coloquio, algo que también empieza a ser una de las señas de identidad de la Muestra de Cine de Ascaso.

Anuncios