Lo que Toronto se llevó (y supo premiar)

Decían hace unos días en el Períodico El País que el Festival de cine de Toronto ha sabido adaptarse a las circunstancias y convertirse en único e inigualable. “Lo que no está en Toronto no está en ningún sitio.” Con los años Toronto es uno de los Festivales más importantes del mundo y los directores desean ver incluidas sus creaciones entre las elegidas cada año. Por allí pasa lo más interesante de la producción estadounidense y la película ganadora del premio del público se suele convertir en una de las front runner en la carrera por los premios Oscar.

El premio del público de este año ha sido para la esperada nueva cinta del cineasta Steve Mcqueen (Hunger y Shame): 12 years a slave con Chiwetel Ejiofor y Michael Fassbender. La peli se estrenará el 31 de octubre en España y nos habla de un hecho real ocurrido en 1850, de cómo un ciudadano libre fue secuestrado y drogado para ser vendido como exclavo. 12 años de exclavitud que han sido ovacionados por la crítica y por el público en Toronto.

“Está llamada a ser la película del año. Para resumir mucho: estamos delante de una obra maestra incontestable, profunda y, si se quiere, despiadada.”  Luis Martínez del Diario El Mundo.

The Square (El Midan) es una producción egipcia dirigida por Jehane Nouhaim que ha conseguido el premio al mejor documental en Toronto. Su sinopsis es tan impactante como interesante:

¿Qué significa arriesgar su vida por sus ideales? ¿Hasta dónde van cinco revolucionarios en la defensa de sus creencias en la lucha por su nación? Tendremos que esperar si queremos verla en pantalla grande o quizás no lo hagamos nunca.

Nunca se sabe, los caminos de la distribución son inescrutables.

Curioso es que la mejor película canadiense de Toronto sea un documental y que la mejor ópera prima también canadiense sea una película animada.

El primero: When Jews Were Funny de Alan Zweig es un documental sobre la historia de la comedia desde el punto de vista judío y la película de animación ganadora se llama Asphalt watches, está dirigida por Shayne Ehman y Seth Scriver y se trata de un viaje de carretera en tono sarcástico y humor negro.

El premio del público (Locura de Medianoche) ha sido para una producción japonesa de acción y yakuzas dirigida por Sion Sono. En este apartado competía por ejemplo Las brujas de Zugarrarmundi, con la que si aún no se han asustado, sólo tienen que ver el trailer. El nombre de la película japonesa es muy sugerente: Why dont you play in hell?
El premio Fipresci de las presentaciones Oficiales ha sido para el drama polaco Ida dirigido por Pawel Pawlikowski. Como se puede apreciar en su trailer, la película está rodada en un suave y delicado blanco y negro y habla sobre la pérdida, la supervivencia y los recuerdos de un pasado que pueden tanto arrebatarnos el presente como configurar nuestro futuro. Junto a la película ganadora del Premio del Público: 12 years a slave, Ida se encuentra entre lo más interesante de lo que Toronto se llevó (y supo premiar).
El premio Fipresci descubrimiento fue a parar a una pequeña película mexicana, dirigida por Claudia Sainte-Luce: Los insólitos peces gato. Es una comedia dramática cuyo poster recuerda (y mucho) a la cinta indie por excelencia de los últimos años: Pequeña Miss Sunshine.
Por último, el Premio NEtpac a la mejor película asiática lo ganó la cinta : Qissa: The Ghost is a Lonely Traveller, de Anup Singh.
Anuncios