San Sebastián: Día 8

Hoy ha sido la última jornada completa, ya que mañana sólo rescataremos alguna cinta que nos perdimos en las diferentes secciones antes de que se dé a conocer el palmarés oficial. Había mucha espectación ante el segundo largometraje del director Denis Villanueve que se presentaba en esta edición. El primero mañana a estas horas ya puede ser Concha de Oro en San Sebastián. Es una de las cintas con mayores probabilidades para conseguirlo: Enemy. Pero esta mañana se ha presentado Prisioneros para lucimiento del afamado premio Donosti de este año: Sir Hugh Jackman que esta mañana nos ha regalado una rueda de prensa la mar de agradable y simpática. Prisioners es todo lo que Devil’s Knot querría ser. Un thriller a la vieja usanza pero con las armas visuales y de edición de la actualidad. Villenueve quizás tenga que enseñarle al otro maestro canadiense Egoyan, cómo se puede realizar una película de misterio, sin que resulte maniquea, sin que decaiga el ritmo, realizándose mil preguntas sin respuesta en cada escena y con unas interpretaciones a la altura. Jackman se convierte hoy en otro rival para el sorprendente Matthew McConaughey de Dallas Buyers club.

Después nos íbamos a descubrir como unas “Incidencias” (el título original de la novela) hacen que El amor es un crimen perfecto. Sus directores los Hermanos Larrieu y protagonizado con desigual suerte por Mathieu Almaric y Maiween. Tanto el actor como los directores han presentado la película perteneciente a la sección Perlas y que opta al Premio del Público, en el Teatro Victoria Eugenia. La película es lenta, pretenciosa y ya está olvidada. Cine francés del mediocre, del innecesario, dos horas perdidas si no fuera por ese prodigio de actor.

Las horas muertas es una cinta mexicana del director Aaron Fernández que nos ha sorprendido por su frescura, intensidad y como suele suceder en el Cine Latinoamericano, por su verdad.  años Sebastián tiene 17 años y se hace cargo del motel que regenta su tío. Su vida sólo discurre al relacionarse con sus clientes. Es preciosa esta pequeña historia, porque la verdadera vida, lo que realmente configuran nuestros actos es el tiempo que pasamos sólos, en esa soledad es donde nos pasamos las horas muertas y donde llegamos a conocernos en profundidad o por el contrario perdernos para siempre. Y sólo hay un culpable, nosotros mismos. Creo que es la película más interesante de las vistas en la sección Nuevos Directores, pero todos dicen que ganará Wolf, por el momento no puedo juzgar.

harmony lessons

Harmony Lessons no es sólo el descubrimiento del Festival sino la mejor película vista en el día. Su nacionalidad es algo lejana: Kazajstán y sus formas asustan, hipnotizan y rallan. Espiral de sufrimiento y obsesión por la dominancia y el control, por la exposición al dolor y por la sensación placentera al provocarlo. No es otra película más sobre bullyng como tampoco lo es The king of pigs esa maravilla coreana animada presentada en Animatopía: Harmony Lessons es como su propio nombre indica, una lección de armonía ante las ventanas narrativas y visuales que se nos presentan. Recuerda en ocasiones al cortometraje de Luiso Berdejo: Ya no puede caminar, por su obsesión por los bichos, más que por ellos, por su sufrimiento. El problema que para los demás, él es el bicho. La película llega al sitio donde debe llegar, sin estridencias ni manipulaciones, sin sentimentalismos ni lloros, todo crudo y veraz como la vida misma. Atención a este realizador, porque si es capaz de decir esto con su primera película, dudo que no de sorpresas en el futuro. Su nombre: Emir Balgazin.

En Made in Spain y a falta de Con la pata quebrada de Diego Galán ya hemos visto todas, hemos podido disfrutar hoy de Gente en sitios de Juan Cavestany quien nos ha presentado el largo. Recordad que a partir de la semana que viene Cineysefeliz analizará las secciones Animatopía, Nagisa Oshima y Made in Spain. Por ello os emplazo a ese momento para leer la pequeña reseña a Gente en sitios.

Y ante tanto dolor, una comedia, una agraciada y agradecida comedia francesa que dirige y coprotagoniza Albert Dupontel. Todo en torno a una jueza, embarazada aunque no lo recuerda de un convicto. El humor roza el absurdo pero todos los gags se se agradecen. 9 mois ferme no tendrá trascendencia ninguna, no será recordada como una película total pero es necesaria ante tanta desolación. Humor placentero y ritmo estudiado.

Mañana daremos a conocer nuestra quiniela del palmarés. Aunque cuatro películas tienen todas las papeletas de llevarse la Concha de Oro: Quay D’Orsay, Pelo malo, La herida o Canibal. Si la cosa cayera del lado de David Trueba, no me sorprendería pero si que me preocuparía por las sustancias que dejan que consuma el jurado.

Anuncios