Empieza Sitges 2013: Analizamos la sección oficial

cartelSitges13OKOK

Comenzó este viernes la cita mundial más importante del mundo del cine de terror y fantástico. La 46 edición del Festival Internacional de cine fantástico y de terror de Cataluña Sitges. Lo hace por todo lo grande porque se presenta la nueva película de Eugenio Mira: Grand hotel, que ha sido protagonizada por Elijah Wood. Analizamos desde Cineysefeliz su extensa sección oficial desgranando cada película para que no os perdaís entre las numerosas propuestas.

Os dejamos primero los ingeniosos vídeos que han servido para publicitar el festival, antes de su puesta en marcha este viernes:

El certamen dirigido por uno de los grandes críticos y conocedores del cine negro de este país, Angel Sala; cuenta con 28 largometrajes en su sección principal, la Oficial Fantastic a competición. Johnnie To, Jim Jarmusch, Brillante Mendoza, Nicholas Winding Refn, este festival hace diez años nunca hubiera soñado con una sección oficial tan increible. Parece más un Cannes que un festival de cine temático y especializado. Larga vida a Sitges y ahora vamos a conocer cada película no sólo con sus argumentos sino con los pormenores que han llevado a sus directores a estar en esta sección Oficial Fantastic: (Y por si queréis verlos, también incluimos sus trailers). De entre todas ellas, saldrán las ganadoras el próximo 20 de octubre:

1-009 Recyborg. (Japón, Kenji Kamiyama) Animación.

Cuando se ha estado detrás de muchas de las más importantes producciones animadas, como director de animación en  Jin-Roh: The Wolf Brigade (99) y como guionista en Blood: The Last Vampire (00) y en la serie Ghost in the Shell: Stand Alone Complex (02-05), el éxito parece asegurado. En el año 2002, Kenji Kamiyama debuta en la dirección con Minipato. Nueve guerreros cyborg van a salvar la humanidad y la paz se reestablecerá en la tierra. Pero estos guerreros son olvidados hasta que el mundo vuelve a necesitar su ayuda. Este anime basado en el manga de Shotaru Ishinomori, combina a la perfección dibujo y tecnología.

2. Afflicted. (Canadá, Derek Lee y Clif Prowse)

Ambos directores se conocieron en el instituto en 1992 y comenzaron a dirigir cortometrajes. Afflicted es su ópera prima en el mundo del largo. A modo de documental cuenta la extraña historia de dos amigos: Derek y Cliff que viajan por toda Europa viviendo increibles experiencias con una cámara para ser testigo de cada una de ellas. Derek empieza a cambiar su metabolismo y aparte de desarrollar una fuerza sobrehumana, su cuerpo rechaza cualquier alimento.

3. A field in England (Reino Unido, Ben Wheatley)

Nació en 1972 en Reino Unido y realizó desde programas de televisión a publicidad. Su ópera prima fue Down Terrace, pero donde alcanzó la fama fue con sus dos posteriores largometrajes: El segundo Kill List y el tercero con un importante apoyo crítico y público fue Sitghtseers (Turistas) que con un humor negro exarcebado se alzó con el Premio al mejor guión y a la mejor actriz en Sitges 2012. A field in England habla sobre la Guerra Civil Inglesa, en la que un grupo de soldados conocen a un alquimista. ¿se imaginan una guerra entre setas psicodélicas? ¿Un campo de batalla literalmente drogado (es sí en un espectacular blanco y negro).

4. Big bad Wolves (Israel, Aharon Keshales y Navot Papushado)

Venidos de Israel y licenciados por la universidad de Tel Aviv. Zelgeist es un cortometraje dirigido por Papushado y producido por Keshales. Big bad wolves se convierte en su segundo largometraje tras su debut Rabies que se presentó en Sitges 2010. Una caperucita roja un tanto siniestra llena de tensión y violencia. Un cuento oscuro donde el padre de una de las niñas asesinadas, buscará al presunto culopable.

5. Blind detective (Hong Kong, Johnnie To)

Venido de Hong Kong, Johnni To no necesita ser presentado. es un habitual de Sitges porque se ha convertido en uno de los directores que mejor saben reflejar el cine de acción en la actualidad, la tensión policial y los thrillers sazonados con humor. Es, por ejemplo, responsable de la serie Election, de Vengeance o de Mad detective (todas ellas vistas en Sitges). Un detective deja de serlo al quedarse ciego. Une su fuerza a la de una policía obsesionada por encontrar a una amiga que desapareció en su infancia. La ceguera y la obsesión se dan la mano en este thriller con toques cómicos.

6. Borgman (Holanda, Alex Van Warmerdam)

Tiene tan sólo sesis largometrajes, pero quizás con la película Grimm del año 2003, un Hansel y Gretel posmoderno, consiguió la relevancia que necesitaba. Este cineasta comenzó en el año 1986 presentando su ópera prima a concurso en Venecia: Abel. Borgman vive en el bosque perdido pero no olvidado. Un grupo de hombres armados le persigue pero él se refugia en la casa de una familia adinerada, perturbando las vidas de sus inquilinos y la arraigada estructura familiar. Esta película fue nominada a la Palma de oro del Festival de Cannes en 2013.

7. Cheap thrills (Estados Unidos, E. L. Katz)

Empieza con este Cheap Thrills que forma parte de esta sección oficial, dar a luz y concursar en Sitges tiene que ser un puntazo. Ha trabajado en distintos oficios de cine; colaborado con Sam Raimi por ejemplo o escrito guiones como Pop Skull o Autopsy. Esta comedia negra llega a Sitges tras el triunfo en el South by Southwest de Austin. Craig es un padre de familia que está perdiendo todo el dinero que tiene. La bebida es su único objetivo y, de repente, un extraño le propone un trato: le irá dando dinero si cumple una serie de acciones, cada vez más extrañas y violentas. Pinta delirante esta cinta y fascinante al mismo tiempo. Recuerda como no, a algún universo creado en Black mirror.

8. Coherence (Estados Unidos, James Ward Byrkit)

Su director ha sido guionista y creador de Story boards, destacando en la animación de Gore Verbinsky: Rango. Después de varios cortometrajes esta es su primera película. Finlandia, 1923, un cometa cruza encima de un pueblo y sus habitantes se quedan completamente desorientados. Nada es lo que parece tras ese suceso. Es como si La niebla de John Carpenter hubiera hecho mella en los mismos. Una mujer dice que el ser con el que comparte cama no es su marido. Han pasado unas décadas y un grupo de amigos se reunen para recordarlo y para cenar y dormir juntos. Verán pasar un cometa… No sólo de terror vive Sitges.

9. Dark touch (Francia, Marina de Van)

Esta actriz y guionista trabajó, por ejemplo, junto a François Ozon, se pasó a la dirección de la manera más visceral y se unió a la hornada de cine gore francés con: Das ma peau y Ne te retourne pas. Neve es la única superviviente de una masacre que ha acabado con su familia. Ella está convencida de que todo tuvo que ver con la casa. Objetos que se mueven, luces que se apagan… Bienvenida al terror visceral, Marina.

10. Europa report (Estados Unidos, Sebastián Cordero)

No suele ser este cineasta ecuatoriano muy amigo del cine de género pero, es cierto que en sus dramas: Crónicas, Rabia, Pescador, siempre hay algo en el ambiente, algo que se puede respirar pero es irrespirable. En este film de estética documental, Cordero se pasa a hablar de viajes espaciales. Una expedición tripulada a una de las lunas de Júpiter. En la que nada es lo que parece ni puede ser descrito con palabras.

11. Gallows Hill (Estados Unidos, Victor García)

Este director barcelonés comenzó con un cortometraje con mucha proyección internacional: El ciclo. Ha sido director y técnico de efectos especiales sobre todo en Estados Unidos. Figuran en su filmografía películas como Return to house on Haunted Hill, Mirrors o Hellraiser revelations. En Gallows hill cuenta como un joven viudo viaja a Bogotá con su prometida para recuperar a su hija rebelde. Después de un accidente de coche dan a parar a un motel, más lúgubre de lo que imaginaban, sus dueños mantienen cautiva a una joven que ellos desean liberar…

12. Hooked up (España, Pablo Larcuen)

Esta ópera prima española habla sobre dos jóvenes norteamericanos que viajan a Barcelona para estar todo el día de fiesta y follar mucho. Acaban con varias chicas en una casa a las afueras. No pueden huir y deben enfrentarse a sus peores pesadillas. Quizás la fiesta no es como esperaban. Esta producción está apadrinada por Jaume Collet-Serra.

13. Jodorowsky’s dune (Estados Unidos, Frank Pavich)

Llevar a cabo la película que un director empeñado en realizar nunca pudo efectuar no debe ser fácil, quizás (tendremos que comprobarlo), este Dune de Jodorowsky que se nos presenta, no sea el propio proyecto en sí, sino a modo de metacine, una manera de explicar qué se quería hacer y por qué nunca se consiguió. Este director estadounidense que con tan sólo 22 años realizó el documental N.Y.H.C. se enmarca en un proyecto del que quizás no sepa cómo salir.

14. The strange colour of your body’s tears (Bélgica, Helene Cattet y Bruno Forzani)

Si estos belgas han sido odiados y venerados por partes completamente antagónicas de la crítica ha sido por el primer largometraje que realizaron, llevaba por título Amer y se pudo ver en la Muestra Syfy de Madrid hace unos años. Amer fue Premio Discovery en Sitges y anunciaba un nuevo giallo, una forma posmoderna de entender ese subgénero clásico italiano que cineastas como Dario Argento o Mario Bava, llevaron hasta la cumbre. Se conocieron en Bruselas y dirigieron y produjeron cortometrajes autofinanciados como Chambre jaune o Santas palace. En el extraño color de las lágrimas de tu cuerpo una mujer desaparece. Su marido decide investigar esta pérdida, sin saber que cuanto más de lleno se ponga a hacerlo, más violentas serán las situaciones en las que se vea involucrado.

15. Magic, magic (Chile, Sebastián Silva)

Chileno de cepa y creador de uno de los mejores dramas latinos de los últimos años: La nana. Es pintor, ilustrador, músico, cineasta. Su ópera prima La vida me mataPintor, ilustrador, músico… El área de trabajo de este polifacético artista chileno alcanza también el cine. Su debut en la dirección, a caballo entre México y Chile tuvo gran acogida. En la actualidad prepara una serie para HBO. Tras las críticas entusiastas de Sundance y Cannes, Silva nos presenta a dos amigas que viajan por el sur de Chile en una ruta preciosista. Alicia padece imsomnio pero cada vez le está comiendo más el síndrome.

16. Mindscape (Estados Unidos, Jorge Dorado)

El que es uno de los responsables de uno de los mejores cortos que ha producido España en los últimos años: La guerra (codirigido por Luiso Berdejo), es un cineasta polifacético, realizador de cortometrajes, asistente de director, etc. Un hombre tiene la habilidad de entrar en los recuerdos de las personas. Una adolescente se cruza en su vida, él debe ayudarla para determinar si tiene un trauma o si, en realidad, es una sociópata.

17. Monsoon Shootout (Palestina, Amit Kumar)

No solemos pensar en Palestina cuando pensamos en cine de terror o fantástico, pero eso es lo grande de Sitges que nos abre las puertas a otras cinematografías inexploradas y a géneros incluso que desconocíamos. Estudió cine en Pune y su corto de graduación le valió una beca en el Chicago Artists International Programme. Se alzó con varios premios por su corto The Bypass (04) y ha trabajado como asistente de directores como Asif Kapadia y Florian Gallenberger. Monsoon Shootout se desarrolla en un Mumbai azotado por las lluvias monzónicas, un Mumbai de los bajos fondos donde se codean prostitutas y gángsters que no quieren hacer amigos. Adi es un joven policía y se encuentra en su primer día de trabajo. La decisión adquiere para él un carácter moral y el precio a pagar será altísimo.

18. Only god forgives (Francia, Nicolas Winding Refn)

Muy lejos del director más conocido y reconocido del cine danés: Carl Theodor Dreyer y también lejano aunque coexistente en el tiempo del otro cineasta de Dinamarca que se pasea por festivales en la actualidad: Lars Von Trier. Winding Refn alcanzó la gloria al convertirse en una competitiva sección oficial en el mejor director de Cannes por su logrado, venerado y obra de culto: Drive del año 2011. Pero venía de dirigir películas tan interesantes como Pusher, Vallaha Rising y Broson. Se esperaba mucho de Sólo Dios perdona y al parecer, decepcionó en Cannes, quizás porque las expectativas eran máximas. Es un film de violencia explícita e imágnees estilizadas. Un delincuente americano que lleva por nombre Billy, muere en Bangkok. Su madre y su hermano quieren vengar esta muerte. Preciosista, sangrienta y con ecos de Gaspar Noé, puede convertirse en un nuevo icono. Que esté en Sitges es un auténtico privilegio.

19. Only lovers lett alive (Reino Unidos, Jim Jarmusch)

Este director de Ohio, uno de los más célebres del mundo, llega a Sitges después de haber pasado por Cannes con este nuevo cuento de vampiros. De su cabeza salen películas como Permanent Vacation o la ganadora de la Cámara de Oro en Cannes: Extraños en el paraíso, Dead man o Noche en la tierra son otras de sus grandes creaciones, que le han permitido  convertirse en un director clave del cine independiente, que descubrió el cine gracias a la Cinematheque Française. Con el humor que le caracteriza, Jarmusch, cuenta la historia de un vampiro músico deprimido que decide reencontrarse con su amante. Ella está en Tánger y él en Detroit, perouna vez reunidos, una aparición familiar acabará con el idilio.

20. Open Grave (Estados Unidos, Gonzalo López Gallego)

Este madrileño ya ha conquistado a buena parte de la crítica desde que en el año 2000 dirigiera su primer largometraje que ganaría el Premio a la mejor película en extranjera en el Festival de Cine Independiente de Nueva York.  Después de hacer las américas con Apollo 18 y tras la anterior (posiblemente su mejor película): El rey de la montaña, López-Gallego se adentra en una tumba abierta y llena de cadáveres. John está completamente amnésico y una mujer le ayuda a salir de allí y le conduce hacia un lugar donde varias personas han pasado por su misma experiencia. Nadie entiende nada….

21. Possession (Filipinas, Brillante Mendoza)

Brillante Mendoza, uno de los directores más estudiados y celebrados por festivales de los últimos años, se adentra aquí en el cine de posesiones. Mendoza dirigió su debut en el 2005 con El masajista. Más tarde competiría en la sección oficial de Cannes con Serbis y con Kinatay, con esta última se alzó con el importante premio al mejor director. Meryll es una reportera que quiere el éxito y la audiencia a toda costa. Querrá robar material a la competencia, pero lo que conseguirá es contemplar el mal en primera persona. Possession es un contundente film de terror que nos llega desde Filipinas.

22. Rigor Mortis (China, Juno Mak)

Este director hongkonés nos presenta una película china ambientada en los años 80. Su director es una de las grandes estrellas del pop oriental. Ha sido también actor y productor, ejerciendo estas dos facetas en Revenge: A love story, que se pudo ver en Sitges 2010. Rigor Mortis es su ópera prima y en ella una estrella del cine de género chino ya sin fama, decide suicidarse, pero las fuerzas del mal harán imposible llevar a cabo este propósito. Es un tributo al cine fantástico chino.

23. The congress (Israel, Ari Folman)

Hablar de Ari Folman es pensar en Waltz with Bashir, aquella obra maestra israelí de animación del año 2008. Su director se pasea tras aquel éxito por los festivales más importantes de cine del mundo. Ahora presenta The congress. En ella Robin Wright accede a que unos estudios hagan una copia de ella y la puedan utilizar como les plazca. La actriz vuelve a escena en un congreso en un mundo completamente diferente. Es una adaptación de una novela de Stanislaw Lem. Un mundo que se va tornando cada vez más irreal.

24. The green inferno (Estados Unidos, Eli Roth)

Eli Roth necesita poca presentación si hablamos de Sitges. por suerte o por desgracia se ha convertido en uno de los rostros visibles en el cine de terror. Un autor (aunque quizás le quede grande la acepción) que ha creado cintas gore del calibre de Cabin Fever o Hostel. Aquí se traslada a los bosques salvajes que albergaron el rodaje y la historia que Herzog creó en Aguirre la cólera de Dios. Justine está rodeado de idealistas compañeros, juntos viajan a Perú para salvaguardar a una tribu local, que observa acongojada cómo la destrucción de una parte de la jungla, perturba sus existencias. Como era de esperar, algo de canibalismo, realismo y locuras en la que posiblemente sea una de las salvajadas del año.

25. The philosophers (John Huddles)

Renace de las cenizas, estando ausente del mundo del cine desde que en 1998 presentara su segundo largometraje: En la granja Sachem. Son quince años y se dice pronto. John Huddles fue graduado por el American Film Institute de Los Angeles, estudió también Económicas en Washington e Historia en la Brown University. Los filósofos cuenta una historia que bien podría haber contado Takashi Miike porque habla de terrores del instituto. Yakarta, un grupo de estudiantes extranjeros se despide de su profesor de Filosofía. Pero antes de irse, el maestro les somete a un test final maquiavélico y perverso. En pleno apocalipsis nuclear, solo la mitad de todos los alumnos pueden acceder al búnker. Quién y cómo sobrevivirán.

26. The returned (España, Manuel Carballo)

De España llega este otro director terrorífico. Manuel Carballo venía de dirigir El último justo o La posesión de Emma Evans. Estudió dirección cinematográfica y después comienza a participar en el departamento de cámara con Dagon y con Romasanta. Una epidemia zombie, por primera vez contrarrestada por una proteina que contrarresta los efectos e impide que otros se conviertan. Pero el fármaco está acabando con sus existencias. Kate y Alex una pareja intentan salvarse. Él es un retornado.

27. Upstream colour (Estados Unidos, Shane Carruth)

Shane Carruth es un director de Carolina del Sur que sorprendió a todos, con uno de los debuts más celebrados del cine estadounidense: Primer, que en el año 2004 se alzó con el Gran Premio del Jurado de Sundance. Una mujr secuestrada que se encuentra con un hombre. Ambos piensan que son víctimas del mismo experimento. Ambos necesitan encontrar un lugar para pder reconstruir sus vidas.

28. We are what we are (Estados Unidos, Jim Mickle)

Jim Mickle se graduó en la Tisch School of Arts de Nueva York. Es cineasta, publicista, montador, ilustrador, iluminador, diseñador gráfico y creador de storyboads. Jim Mickle nos decpecionó con su segundo largometraje: Stake Land, que no era una mala película, el problema era que su ópera prima era muy muy grande: Mulberry Street. Una suerte de película apocalíptica y llena de malsanas búsquedas con un tono documental. Aquí realiza un remake de Somos lo que hay, aquella fantástica película mexicana dirigida por Jorge Grau, donde unas chicas huérfanas deben cuidar a su hermanito y hacer que las costumbres de su familia sean perpetuadas.

Anuncios