Voice Over gana el Melies D’or al mejor corto en Sitges

voice over
Melies, Sitges, cortos y largos. Lo mejor y más importante del género fantástico en cuatro palabras. El primer mago del cine, el primero que hizo soñar a sus atónitos espectadores, el siempre retornado George Melies, da nombre al premio quizás más difícil de obtener de una producción fantastica o de terror.
Durante años el Festival de Bruselas de cine fantástico otorgaba un Melies de Argent al mejor largometraje y al mejor corto de los presentados en los mejores y más importantes festivales de corte fantástico de todo el mundo, desde hace unas ediciones, la cita por antonomasia de este tipo de cine, el festival internacional de cine de Cataluña Sitges otorga este galardón con el nombre de Melies de Oro. Cada año se presentan aproximadamente 150 películas preseleccionadas de entre 18 festivales que pertenecen a la European Fantastic Film Festival Federation.
De entre ellas el jurado de dicho galardón selecciona un largo y un corto.
fotonoticia_20131011215324_500
El largometraje ganador del Melies de Oro del 2013 ha sido:
En el nombre del hijo del director belga Vincent Lannoo, que ya nos sorprendió con un Vampires un tanto edulcorado y documental. Una familia de vampiros con los problemas de hoy en día y con una adolescente también vampira intentando suicidarse durante todo el metraje porque no quiere ser eterna. Ahora la película que le ha hecho merecedor de este importante galardón es una cinta de venganza contra la pedofilia, una búsqueda de la superación y una manera de que se pague por todas las víctimas de esta lacra. Tenemos curiosidad, y mucha, por saber que ha hecho este director con una historia aparentemente tan dramática, desde un punto de vista fantástico o de terror.

Martín Rosete por otra parte ha conseguido el Melies de Oro al mejor cortometraje por una película que se ha paseado por todos los festivales posibles este año y que tuve la ocasión de poder programar en aquel Cine bajo las estrellas, la Muestra más pequeña de cine del mundo, en Ascaso (Pirineos): VOICE OVER.

Podría haber sido, por ejemplo, la historia de una familia inglesa, que quiere casar a sus hijas; o la superación de una pérdida irreparable que sume a un matrimonio en la desesperación y la locura. Podrían haber sido tantas cosas, pero uno de los mejores cortometrajistas de España: Luiso Berdejo (Ya no puede caminar…,Forrest in the desert o La guerra) decidió que no serían éstas sino otras, las historias que conformarían este cortometraje.

Dirigido con un pulso arrebatador por Martín Rosete, esta es una historia (o varias) sobre el arte de contar historias. Sobre la manera de mostrar al espectador todos los cuentos con los que un día soñaron. Lejos de ser un panorama idílico, en sólo doce minutos Voice Over genera un nivel de tensión acorde con lo que se nos cuenta. La intriga es cada vez más desasosegante y cuando casi no se puede soportar llegamos a un punto muerto, a una calma casi inaudita. Las historias están para vivirlas, para sufrirlas, para contarlas, y el poder de la narración es siempre inmenso.
Aquí podéis ver el mensaje que el director Martín Rosete ha grabado en Camboya como muestra de agradecimiento por el premio obtenido:
Anuncios