Lesgaicinemad 3: Esperando la aceptación de nuestras vidas ¿o el amor?

jjj

Two weddings and a funeral es una réplica coreana (del sur), por supuesto, a aquella película británica protagonizada por Hugh Grant, donde un grupo de amigos esperaba para poder casarse y otro de ellos les dejaba definitivamente. En esta cinta, las parejas reales están formadas por dos hombres y por dos mujeres, pero la vida que dicen llevar, para guardar las apariencias, para evitar los disgustos. Vivir no es fácil, por mucho que Trueba afirme que sólo cerrando los ojos podemos hacer frente a nuestros miedos, a nuestras pesadillas más bien. Luchar con el entorno laboral, con la familia, con los amigos, simplemente por ser tú mismo, es cuanto menos triste. Pero esta cinta es esperanzadora y positiva, es linda y muy divertida. Muchas veces exagerada pero necesaria.

G.B.F. (Gay best friend) es una estrafalaria película americana de corte Mtv, exagerada hasta la médula. ¿de verdad resulta interesante una cinta en torno a un chaval homosexual que quiere salir del armario en una situación completamente imborrable, el día de la fiesta de fin de curso del insituto. Entre el rey la reina del baile, para darle más tensión

Let my people go! Todo el mundo sabe que Ruben es un cartero mitad francés y mitad finlandés, judío y homosexual; además de un mal hijo, un hermano egoísta, una birria de amante, un turbio asesino y un ladrón con escasa iniciativa… Sin embargo, el propio Ruben es incapaz de saber quién es. En la encrucijada de su existencia, mientras se abren ante él las aguas del Mar Rojo, a Ruben le asalta una duda: ¿debe seguir a su pueblo o el dictado de su corazón? Presentada por Carmen Maura, la cinta francesa, ausente de cualquier gancho, se inmiscuye en una y otra situación banal para que nos parezca finalmente soporífera. Amelie sólo hay una, por mucho que se empeñen los franceses en recrearla, estilística y guionísticamente.

Waiting es un fantástico cortometraje de sólo tres minutos con un reparto de altura protagonizado por Maru Valdivieso y dirigido por una mujer llamada Rhoda Wainwright, quien después de este y otros acercamientos audiovisuales y de haber escrito a cuatro manos su primera novela, se enfrenta al más difícil todavía. Realizar un cortometraje mudo de 3 minutos de duración sobre tres mujeres, un triángulo amoroso, sexual, sentimental, donde el nacimiento del amor y la ruptura, donde los opuestos juegan al juego del dolor.

Studd Life recuerda a la serie Así somos, por la necesidad incesante y casi idealista y romántica, de encontrar a alguien que realmente nos merezca. Jóvenes que luchan por ser queridos por alguien.

Anuncios