LAS MEJORES PELÍCULAS (ESTRENADAS) DEL 2013. TOP 9: GLORIA

gloria

El cine hispano no suele colocarse casi nunca entre las mejores películas de unos años, donde el cine europeo y el cine estadounidense lo suelen ocupar todo. Gloria nos llegó al corazón desde que nos adentramos en su historia, en su día a día, en el Festival de San Sebastián. Esta fue la crítica que le dedicamos justo después de su visionado:

Gloria llegaba a Perlas con el premio a la mejor actriz en la Berlinale pasada y siendo una de las sensaciones de todo el certamen. Y no nos extraña para nada. Mañana veremos la que consiguió el Oso de Oro: Child’s pose y podremos decir cual nos gusta más. Pero la cinta chilena de Sebastián Lelio rezuma verdad y vida. Vitalidad más bien. Gloria somos todos, tengamos la edad que tengamos. Somos esa mujer de sesenta años, en constante búsqueda de sí misma, de los demás, esas pequeñas parcelas de felicidad donde es Gloria sin tener que darle cuentas a nadie; esos instantes donde mantiene relaciones sexuales salvajes o aquellos en los que canta a pleno pulmón en el coche, ambas como si fuera una desatada adolescente dispuesta a experimentar y a vivir. Si Gloria hubiera concursado en San Sebastián, casi seguro que hubiera arrasado. Se le echa en cara falta de ritmo o prolongado metraje, pero yo hubiera sido más feliz, si la película hubiera durado dos horas más. Porque cada vez que Paulina García, la actriz protagonista de esta película aparece en pantalla se ilumina todo, y pocos son los planos, por no decir ninguno, en donde esta actriz no aparezca. Tiene magia, la cinta es suya, la hace suya.

Y el cine hispano se hace cada vez más grande, cada vez más necesario, austero y punzante. Nos recuerda que somos humanos y que deberíamos tenerlo mucho más en cuenta. Entra en nuestro Top 10 este Gloria de Sebastián Lelio por derecho propio, por convertirse en un retrato fascinante de una mujer que no parece tener la edad que tiene, una eterna adolescente, obsesionada con seguir viviendo la lujuria y la pasión una y otra vez. Paulina García vuelve a deleitarnos con una mímesis extrema. Después de vista la película, no podríamos entender que esa actriz tuviese en realidad otra vida.

 

Anuncios